Saltar al contenido

Los empleados de Repsol Ecuador con las víctimas del terremoto

Nota de Prensa

El pasado 16 de abril un terremoto de magnitud 7,8 (escala Richter) impactó las costas del noroccidente ecuatoriano. El epicentro se registró cerca de la localidad de Muisne, a 170 Km al noroeste de la capital de la república, Quito. Las áreas más vulnerables fueron las provincias de Manabí, Esmeraldas, Santa Elena, Guayas, Santo Domingo y Los Ríos, mismas que estuvieron declaradas por el Gobierno en “estado de emergencia”. La provincia más aquejada fue Manabí con uno de sus cantones, Pedernales (55.000 habitantes), misma que ha sido declarada como “zona de desastre”, con acceso limitado.

Las cifras referentes a víctimas son 654 fallecidos, 16.601 personas heridas y 25.629 personas albergadas. Varias obras de infraestructura, incluyendo muchas carreteras y puentes están dañadas, lo cual presenta un desafío para el gobierno de turno.

Repsol haciéndose eco ante esta catástrofe ha trabajado con el grupo de Voluntarios y con todos los colaboradores de la compañía implementando una campaña solidaria llamada, ¡Tu primera ayuda llegó!, en la que se denotó la calidad humana y solidaria de todo el personal de la empresa. Las donaciones fueron entregadas en la parroquia de Bolívar, Cantón Muisne, con 10 toneladas de objetos que consistieron en colchones, agua, víveres, ropa, cobijas, linternas, insumos médicos, repelentes, mascarillas, pañales, zapatos, kit familiares, productos de aseo entre otros.

Repsol seguirá promoviendo recursos para colaborar con proyectos sustentables dirigidos a la zona de la catástrofe y especialmente ahondar esfuerzos para colaborar con nuestros hermanos ecuatorianos que atravesaron por este duro momento.